Valparaíso / Viña
Despejado
Quilpué / V.Alemana
Despejado
UF: $33564.46Dólar: $882.33Euro: $909.99IPC: 1.4UTM: $58772

Con aplausos terminó misa de Toma de Posesión Litúrgica del Administrador Apostólico Pedro Ossandón en Valparaíso

16 de junio de 2018

Tras una tensa semana por la seguidilla de acusaciones en contra del ahora emérito Gonzalo Duarte, este sábado se realizó la primera homilia de Bienvenida y de Toma de Posesión Litúrgica del Administrador Apostólico nombrado por el Santo Padre Francisco para la Diócesis de Valparaíso Monseñor Pedro Ossandón Buljevic.

Una ceremonia que a pesar de haber sido anunciada por el propio Duarte en un escrito difundido por las redes sociales del obispado porteño, no tuvo la presencia del emérito prelado, quien decidió no presentarse en la ceremonia.

En la ceremonia Ossandón afirmó que «el delito y la patología quedan al descubierto cuando todos nos sinceramos para buscar, unidos a las víctimas y trabajando junto con ellas, los caminos para promover lúcida y estratégicamente una cultura del cuidado y la protección. Para este noble desafío dejémonos ayudar y ayudemos a generar una sociedad donde la cultura del abuso no encuentre espacio para perpetuarse, así podremos comprometernos a decir nunca más a la cultura del abuso», señaló en la misa.

“La crisis de la Iglesia de hoy nos hace redescubrir el inmenso valor de escuchar a Dios en la oración y en los acontecimientos, siempre en comunidad y para la misión. No buscamos tu verdad o mi verdad, no somos dueños de la verdad, somos discípulos de la verdad que nos hace libres para servir a los demás”, añade.

“Todos sabemos que en este pequeño-gran milagro (Bodas de Cana) se inicia y se describe la misión de Jesús. Así nosotros también hoy aprendemos que para decidir bien hemos de preguntarnos, como lo hacía San Alberto Hurtado, “¿qué haría Cristo en mi lugar?”. Y en eso consiste el discernimiento que tanto necesitamos. La tragedia se suscita cuando tomamos las peores decisiones y entramos en una telaraña que al final nos paraliza y nos aterroriza. Gana la mentira y la amarga división de la comunidad. Busquemos entonces, en comunión y corresponsablidad, con serenidad y prudencia, las mejores decisiones para superar el dolor de los que sufren”.

“Es urgente hacerlo. Ya se acabaron los tiempos de los ídolos que nos dicen lo que hay que hacer, ya pasaron los tiempos de los dictadores donde a la fuerza del fusil nos obligaban a decidir, no queremos más manipulaciones de conciencia que arrebatan la voluntad y nos roban la libertad. Se acabaron. Sólo surgirán si nos volvemos a quedar

Durante la Eucaristía, Mons. Leopold Núñez, Vicario General de la Diócesis leyó el Acta de Toma de Posesión como Administrador Apostólico de Mons. Ossandón. En tanto, padre Dietrich Lorenz, Rector de la Iglesia Catedral leyó el decreto en el que se nombra a Mons. Leopoldo Núñez como Vicario General y se confirma en su cargo a los Vicarios Episcopales: Administrador de Bienes, Padre Andrés Valenzuela; Vicario Pastoral, Padre Rafael Osorio; Vicario para la Vida Religiosa, Padre Jorge Romero y Vicario de Educación, Padre Edgardo Fernández.

En esta Misa, estuvieron presentes Mons. Javier Prado, Obispo Emérito de Rancagua, el padre Jorge Suez, Párroco de la Iglesia Ortodoxa de Viña del Mar, sacerdotes, diáconos, seminaristas del Pontificio Seminario Mayor San Rafael de Lo Vásquez, religiosas, familiares de Mons. Ossandón y fieles quienes lo acompañaron con mucha alegría, oración y esperanza.

Al finalizar la Eucaristía, Mons. Ossandón agradeció a todos los presentes por acompañarlo e indicando que ya nos conoceremos y empezaremos a trabajar juntos.

Al salir por la nave central de la Iglesia Catedral bendijo y saludo a los fieles que se le acercaron.