Valparaíso / Viña
14°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
15°
Despejado
UF: $32518.72Dólar: $842.38Euro: $892.73IPC: 1.4UTM: $56762

«Como un paso gigante» catalogó el ministro de Desarrollo Social la aprobación del ingreso mínimo garantizado en la Cámara de Diputados

10 de diciembre de 2019

La Cámara de Diputados aprobó y despachó al Senado el proyecto de ingreso mínimo garantizado. La iniciativa fue aprobada con 79 votos a favor, 68 en contra y una abstención. Con esto, queda sin efecto la indicación aprobada por la oposición en la Comisión de Trabajo que pretendía subir a $550 mil líquido el ingreso mínimo.

Tras la votación, el ministro Sebastián Sichel, quien estuvo acompañado por la subsecretaria de Evaluación Social, Alejandra Candia, catalogó como “un paso gigante” el proyecto, destacando que “por primera vez se crea un subsidio directo que va al bolsillo del trabajador, y que logra apalear la situación económica que muchas personas tienen”.

El monto del subsidio que recibirán trabajadores con una remuneración bruta inferior a $384.363 quedó en $59.200, lo que significa que los beneficiados podrán tener un sueldo liquido de $301.000.

El ministro reiteró que “el problema de Chile sigue siendo la pobreza, los sectores vulnerables y nosotros estamos haciendo una política pública que busca beneficiarlos directamente a ellos. Lo que hicimos fue establecer una gradualidad en el beneficio, por lo tanto, es importante que aquellos que tienen un sueldo de $301.000 van a recibir un bono o un subsidio permanente de $59.200, pero a medida que van aumentando sus ingresos va disminuyendo el subsidio de manera de ir incorporando a la mayor cantidad de trabajadores posible”.

Sin embargo, en la tramitación del proyecto se repuso y aprobó una indicación para excluir arbitrariamente a los trabajadores que pertenecen a empresas cuyos ingresos por ventas exceden los 75 mil UF, hecho que Sichel lamentó. “Algunos parlamentarios de la oposición van a tener que dar una explicación por qué dejaron a cientos de miles de trabajadores fuera de este beneficio, simplemente porque trabajan en una empresa grande o en una empresa subcontratada”.

“Como Gobierno no vamos a renunciar, insistiremos en que este beneficio llegue a 668 mil trabajadores que era la meta que nos habíamos impuesto y en el Senado trataremos de reponer esta situación para que no haya esta discriminación odiosa, arbitraria y que simplemente le pega un portazo a trabajadores que están en los más bajos ingresos de Chile, porque la oposición los quiso excluir”, precisó.