Valparaíso / Viña
15°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
16°
Despejado
UF: $29415.74Dólar: $708.09Euro: $843.87IPC: 0.4UTM: $51592

La factibilidad del proyecto tren rápido Valparaíso- Santiago: una mirada desde las ingenierías PUCV

31 de marzo de 2021

Por Ivannia Cordero Flores

A mediados de febrero de este año, la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas dio a conocer la noticia de suspender el proyecto de tren rápido Valparaíso- Santiago, el que por años se ha analizado sin tener un norte claro. Hoy los argumentos de la autoridad se basan en el contexto pandémico que atravesamos, posponiendo así el estudio de las dos propuestas realizadas, una por Consorcio TVS y una segunda por la empresa FCC.

Frente a esta temática, académicos de nuestra universidad analizaron la situación y la posibilidad de reactivarse la iniciativa una vez controlada la emergencia sanitaria, argumentando los múltiples beneficios que tiene la construcción del ferrocarril que concretaría la tan anhelada conectividad entre la región Metropolitana y la de Valparaíso en solo 45 minutos.

El profesor de la Escuela de Ingeniería Industrial, Franco Basso, lamentó la decisión tomada por el MOP, ya que existen otros mecanismos que se podrían haber considerado. “Esto es una muy mala noticia, por cuanto se trata de un proyecto que tiene largos años de análisis”, señaló.

Los argumentos indican que, debido a la reducción de movilidad y la variabilidad constante de los viajes por ser un año de pandemia, podrían existir problemas en los estudios del flujo de una región a otra. No obstante, Basso, puntualizó que “existen técnicas estadísticas que permiten soslayar esta disminución puntual de movilidad para analizar la tendencia. Cuando uno estudia la oferta y particularmente la demanda que tendría un tren de estas características no lo hace tomando en consideración solamente un año”.

LA PROPUESTA MÁS VIABLE

A pesar de que por el momento el tren rápido Valparaíso- Santiago se encuentra congelado, diversos estudios por empresas y universidades aseguran su factibilidad en 30 a 50 años. Así lo indicó el académico de la Escuela de Ingeniería de Transporte, Leopoldo Santibañez, quien comentó que dentro de Chile ya se han “implementado proyectos parciales o locales de diseños ferroviarios”, debido a demandas por pasajeros o cargas, pero que debe existir una “política pública nacional que involucre al territorio cuya característica geográfica lo hace inmejorable para este modo de transporte”.

De esta manera, dentro de las propuestas al MOP, el docente sostuvo que los estudios presentados por TVS son “notables y óptimos”, cuyo diseño incluye un trazado desde Santiago vía Melipilla- Casablanca- Valparaíso, cambiando así el antiguo que era por el norte del área metropolitana.

Según lo indicado por TVS en su página web, el tren de alta velocidad y carga ofrecería un traslado rápido y seguro a más de 7 millones de habitantes, contando con cuatro estaciones: “una en Valparaíso (sector Barón), otra en Viña del Mar (centro), Casablanca y finalmente en Maipú (Vespucio-Pajaritos)”. Además, el servicio de carga se conectaría con un proyecto de By Pass Ferroviario en Santiago, permitiendo abrir servicios a las macrozonas portuarias (Valparaíso y San Antonio).

“Esta ruta reduce pendientes, minimiza distancias de túneles e involucra Multimodales que permiten la creación de zonas de acopio intermedio. Con el control de estas variables  aumentan velocidades y permite incluir carga y pasajeros hacia los puertos de la Macrozona Central. También permitirían conectar con el actual Merval cuya expansión está planificada para las provincias de Quillota y Aconcagua”, explicó  Santibañez.

Como se mencionó anteriormente, la iniciativa incorpora vagones de carga que según Bosso “hacen que el proyecto sea factible económicamente”.

PROYECTANDO DESDE LA ACADEMIA

 Sin duda el tren rápido Valparaíso- Santiago ha sido un tema abordado desde distintas áreas de la ingeniería. En esta misma línea, la académica de la Escuela de Ingeniería en Construcción, Paola Moraga, desarrolló su tesis doctoral sobre el proyecto, quien desde un modelo matemático para la optimización de líneas ferroviarias convencionales y de alta velocidad, propone una infraestructura de vía férrea en que se combinen tramos dobles y otros simples. Se trata de la vía alternada doble-simple (ADST por sus siglas en inglés).

¿De qué se trata? La profesora aclaró que “consiste en utilizar la vía simple (una sola vía) en los tramos del recorrido donde los costos de construcción de la infraestructura son elevados, es decir, principalmente en túneles y viaductos; y la utilización de la vía doble en las zonas en la que los costos de construcción son reducidos (terrenos planos y abiertos)”.

La iniciativa se hace factible siempre que exista un proceso de optimización de los horarios de los trenes, sus velocidades, frecuencia y cantidad de viajes diarios. A esto también se le debe considerar las restricciones de seguridad para el caso donde los vagones transiten por las vías simples.

“Como resultado del trabajo propuesto, a partir del proceso de optimización y modelación matemática, se ha generado una organización diaria de los horarios que permite un total de 76 viajes de trenes de pasajeros y 24 trenes de carga durante el día cumpliendo todos los márgenes de seguridad”, concluyó Moraga.

LOS BENEFICIOS DE UN TREN RÁPIDO

 Bajo este análisis, la factibilidad del tren rápido Valparaíso- Santiago, viene acompañada de una serie de beneficios en donde diversos estudios coinciden en que el ferrocarril es el medio más eficiente del mundo comparado a otros transportes. Sus puntos destacables van desde lo ambiental hasta lo económico.

“Entre ellos está el desplazamiento de mayores cantidades en peso y volumen de carga y pasajeros, con menores impactos en el medio ambiente y la creación de territorios por las escalas existentes entre zonas metropolitanas de grandes ciudades”, expresó el académico de Ingeniería de Transportes.

Por su parte, la doctora Moraga, destacó que, en los resultados de su investigación, “existe una reducción del 36.2% del costo de la infraestructura (costo vía doble app. 1700 millones de Euros y mediante la optimización el costo sería de 1084 millones de Euros para el caso de Valparaíso-Santiago) lo cual permite que el proyecto sea más económico respecto de una vía doble.”

La académica detalló que según estudios en España “una línea ferroviaria de doble vía puede transportar en una hora el mismo número de pasajeros que una autopista de seis pistas”, pero que el efecto ambiental es mucho más beneficioso, pues se traduce en la disminución de la huella de carbono, y en cuanto a seguridad “viajar por carretera tiene 30 veces más riesgo de accidentes que viajar en tren”.

¿QUÉ PASARÁ CONTROLADA LA PANDEMIA?

 Si bien hay factibilidad de construir el tren rápido Valparaíso- Santiago en términos técnicos y de estudios, uno de los puntos que más preocupa a los académicos tiene relación con los costos para llevar a cabo un proyecto de tal envergadura, ya que consideraría la modificación del terreno y definir un trazado con la necesidad de contar con túneles o viaductos.

Sin embargo, la profesora Moraga aseguró que “por supuesto que es factible su reactivación”, ya que en un inicio los estudios generales pueden tardar fácilmente dos años como promedio, pero que esto no considera el factor “económico que finalmente determinará si el proyecto se construye o no”, planteó.

“Esperemos que una vez que termine la pandemia, que los temas económicos comiencen a resolverse, se pueda retomar este proyecto que es tremendamente útil y que va a potenciar a ambas regiones. Particularmente, la región de Valparaíso que podrá convertirse en un polo aún más potente en términos habitacionales, por cuanto una gran cantidad de personas va a poder trabajar en Santiago y vivir acá y viceversa”, comentó Basso y agregó que también se le suma la posibilidad de potenciar el turismo en las cercanías del valle de Casablanca.

Cabe destacar, que independiente del gran avance que pueda significar esta propuesta, Santibañez, recordó que es fundamental “consultar a las comunidades para qué la evaluación social tenga la envergadura que requieren estos proyectos cuya sustentabilidad es primordial en sus dimensiones: económica, social, medioambiental e institucional”.

De esta manera, la alternativa de tren rápido Valparaíso- Santiago se hace totalmente viable teniendo en consideración los estudios y propuestas. Hoy la iniciativa se proyecta como la opción más sustentable, segura, cómoda y eficiente para beneficiar a los pasajeros e industrias de la zona.