Valparaíso / Viña
16°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
19°
Despejado
UF: $30072.36Dólar: $787.24Euro: $924.64IPC: 0.4UTM: $52631

Rodrigo Cruz: Aumento de contagios se debe a un rebrote que se podría intensificar con la llegada del invierno

08 de junio de 2021

 

Director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso, Rodrigo Cruz, sostiene que en los últimos tres meses los principales indicadores de la evolución del COVID-19 se han mantenido por encima de los umbrales críticos, lo que ha evitado que estos desciendan hasta superar la denominada segunda ola. “Y lo más probable es que las cifras sigan subiendo, porque el efecto de las vacunas no se notará de inmediato. Además está el efecto de la estacionalidad. Se sabe que en los meses más fríos del año el número de infectados crece”, afirma el médico infectólogo.

Tras alcanzar su peak a fines de marzo y comienzos de abril pasados, la denominada segunda ola de contagios de Covid-19 pareció amainar en Chile. Sin embargo, un mes después el número de nuevos contagios y de casos activos volvió a subir hasta alcanzar por estos días nuevos máximos para una pandemia que otra vez amenaza con hacer colapsar la red asistencial, que desde el tercer mes de este año exhibe sobre el 95% de sus camas críticas ocupadas.

Ya entonces el director del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso (CDIEI-UV), Rodrigo Cruz, advirtió que era muy probable que la cifra diaria de infectados se terminara por estabilizar en torno a los seis mil casos confirmados, precisando que estaban dadas las condiciones para que el país se viera afectado por una endemia o permanencia crónica de esta enfermedad y en niveles altos.

La realidad actual ha terminado por confirmar esta situación toda vez que entre el 6 de marzo y el 6 de junio el promedio diario de contagios en Chile es de unos 6.200 casos confirmados (unos 44 mil por semana), mientras que los activos se aproximan a los 5.500.

A su vez, en igual período, en la Región de Valparaíso el promedio semanal de nuevos contagios es de 515 casos diarios (3.605 a la semana) y el de activos confirmados de 493 (3.425 a la semana).

“El descenso que se observó a partir del 10 de abril, aproximadamente, fue muy lento y luego de cuatro semanas se dio un incremento rápido de los contagios, con topes de más de ocho mil casos como los que se ha registrado de manera reciente. Es decir, tras alcanzar un primer peak a fines de marzo, se produjo una caída pronunciada y luego un aumento en la curva epidémica. En otras palabras, se produjo un rebrote en medio de esta segunda ola”, explica el médico infectólogo.

Al respecto, el doctor Cruz precisa que este fenómeno se explica porque las cuarentenas decretadas no tuvieron el efecto deseado. Según él, la autoridad sanitaria volvió a apostar por los confinamientos prolongados, siendo que tras más de un año de pandemia la gente ya no está dispuesta a respetarlas por distintas razones.

Debido a la escasa adhesión que generan, no fueron eficaces para frenar el índice de transmisibilidad del virus, que se ha mantenido sobre 1. Y como la movilidad de personas apenas disminuyó pese a las restricciones, la tasa de positividad (en promedio superior al 10%) y las cifras de nuevos contagios y de casos activos no variaron ostensiblemente. En otras palabras, el virus causante del COVID-19 hoy está estacionado en la mayor parte del territorio nacional y esta realidad no debiera variar mucho en las próximas semanas. Los indicadores se mantendrán en estos niveles e incluso seguirán subiendo, en particular en algunas regiones y áreas urbanas metropolitanas. Y eso continuará siendo así por un buen tiempo más, porque el efecto de las vacunas no se notará de inmediato. Además está el efecto de la estacionalidad. Se sabe que en los meses más fríos el número de infectados con SARS-Cov-2 sube”, sentencia el director del CDIEI-UV.

Evolución últimos días

Según el informe más reciente del Centro de Diagnóstico e Investigación de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Valparaíso, durante las últimas dos semanas -entre el 23 de mayo y el 6 de junio- en Chile los nuevos contagios confirmados de COVID-19 registraron un aumento del 16,4% (de 43.458 a 50.611), mientras que los casos activos confirmados subieron un 18,9% (de 41.510 a 49.356).

Esta nueva alza ha seguido siendo empujada, principalmente, por las comunas más populosas del área metropolitana de Santiago y de regiones como las de Los Ríos, de Coquimbo, de O’Higgins, de Tarapacá y de Antofagasta.

En la Región de Valparaíso, en tanto, en ese mismo período el aumento de los contagios se ha consolidado, al punto de que subieron un 32% (de 2.968 a 3.917), mientras que los casos activos confirmados lo hicieron en un 31,9% (de 2.915 a 3.845).

“En otras palabras, durante los pasados catorce días -periodo máximo a considerar para la incubación del virus- en esta región ambos indicadores evidenciaron un alza que duplica a la registrada a nivel nacional”, acota el infectólogo Rodrigo Cruz.

En lo relativo a la evolución de los casos activos confirmados en los centros urbanos de mayor población de la Región de Valparaíso, considerando las dos semanas anteriores (del 22 de mayo al 5 de junio) el comportamiento es al alza, salvo en Valparaíso y Viña de Mar, donde cayeron un 2,4% y un 1,4%, respectivamente.

En el resto de las comunas solo se registraron alzas. En las que completan el área metropolitana del Gran Valparaíso, el aumento fue de 7,1% en Concón, de 32,4% en Quilpué y de 25,7% en Villa Alemana. Y entre las capitales provinciales de mayor población, en Quillota fue de 3,3%; en San Antonio, de 16,5%; en Los Andes, de 94,6%; y en San Felipe, de 25,1%.

“De estos datos se desprende que hay un importante foco de contagios y de casos activos en las comunas del valle de Aconcagua y que en el Gran Valparaíso el alza ha sido permanente, aunque gradual”, argumenta el director del CDIEI-UV.

En cuanto a la tasa de positividad, el informe de este centro advierte que ésta se ha mantenido en torno al 10% a nivel nacional, al igual que en la Región. Ambas siguen superando ampliamente el umbral recomendado para este indicador, que es del 3%.

El informe epidemiológico del Centro de Investigación y Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso es publicado cada lunes y complementa la información oficial entregada por el Ministerio de Salud.