Valparaíso / Viña
10°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
Despejado
UF: $29753.8Dólar: $764.21Euro: $902.26IPC: 0.1UTM: $52161

Faltar al jardín infantil por pandemia: Quedarse en casa también es una experiencia de aprendizaje

09 de abril de 2021

Si bien, una reciente investigación de la Universidad Católica de Chile determinó que las necesarias medidas de suspender clases presenciales a raíz de la crisis sanitaria produjo brechas en casi todas las áreas del desarrollo infantil en ese grupo, es posible recuperarlas con el tiempo y con un adecuado plan de actividades.

Así lo plantea la psicóloga de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Playa Ancha (UPLA), Fiona Saldívar Bórquez, quien advierte que obligar a niños y niñas a quedarse en casa es una medida extrema que busca priorizar la protección de la salud y la vida, por lo que vale la pena cumplir con ella.

La psicóloga concuerda que no ir al jardín infantil afecta al desarrollo integral del niño y la niña, especialmente en el área social y del lenguaje, sobre todo, de aquellos que viven en situaciones de mayor vulnerabilidad. Sin embargo, con el tiempo y una adecuada estimulación, las habilidades que se encuentran descendidas pueden ser recuperadas.

“Ciertos aprendizajes se pueden presentar como deficitarios, pero se pueden recuperar. Mi mensaje también es pensar que es una etapa en que el cerebro presenta una plasticidad increíble y obviamente que todos esos aprendizajes se van a recuperar. Entonces el llamado es a tener esa esperanza y no pensar que son efectos a largo plazo. Los niños a esta edad, perfectamente se pueden recuperar en términos de sus aprendizajes y su desarrollo teniendo la estimulación adecuada”, sostiene la profesional.

Agrega que, frente a esta situación tan crítica, las familias están haciendo lo que pueden, pues muchas de ellas, junto con cuidar a sus hijos, trabajan también desde casa. Enfatiza que estos son tiempos muy complejos para todos, especialmente para los más pequeños, quienes no siempre logran comprender lo que está ocurriendo. Por ello, sugirió conversar con ellos y explicarles en términos muy simples por qué deben quedarse en casa y cómo debemos cuidarnos entre todos.

NUEVOS APRENDIZAJES

La psicóloga, subraya además, la necesidad de mantener una rutina con los niños (horarios de comidas, de siesta y de acostarse), porque eso les brinda seguridad. Dentro de esta rutina, se debe incluir un momento diario de juego con el niño (por ejemplo, compartir con él un cuento en la noche), también incorporarlo a ciertas actividades cotidianas que se dan en casa: ayudar a colocar la mesa, sacar algunos vegetales del refrigerador o alimentar a la mascota. De esta forma, se sentirán incluidos y, además, aprenderán otras habilidades relacionadas con la autonomía.

“Yo creo que es importante también valorar las cosas que los niños están aprendiendo en la casa y no solo lo que podría ser evaluado a través de un instrumento que no está midiendo lo que está pasando realmente ahora. Son instrumentos que se crearon antes de la pandemia, entonces no están tomando en cuenta lo que se está aprendiendo, porque se están centrando mucho en el déficit y yo creo que es importante también que la familia valore lo que les están entregando a los niños ahora también…en términos de la vida diaria y eso es súper valioso”, concluye.