Valparaíso / Viña
14°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
13°
Parcialmente nublado
UF: $29668.33Dólar: $725.11Euro: $879.24IPC: 0.3UTM: $52005

[COMUNICADO] ANFACH Nacional respalda y adhiere a denuncias realizadas por Anfach Valparaíso expresadas en reportaje periodístico

10 de mayo de 2021

El Directorio Nacional en pleno de “ANFACH”, viene en respaldar las denuncias realizadas por nuestra filial de Valparaíso, en el marco de reportaje periodístico realizado por Canal 13, y que corresponden a un deber con la legalidad vigente, y con el rol que nos corresponde como aduaneros y aduaneras, y con la ética y obligaciones que debemos mantener como funcionarios públicos, como lo establece la Ordenanza de Aduanas y el Estatuto Administrativo.

En tal sentido, apoyamos a la inmensa mayoría de nuestros colegas de la Aduana de Valparaíso que desarrollan con esmero, dedicación y probidad su labor fiscalizadora, pero que debido a flancos abiertos dejados en las zona primarias, por falta de procedimientos de control, hacen nacer estas y otras situaciones que pasamos a detallar y que guardan relación en primer término a sendos oficios emitidos por la Contraloría Regional de Valparaíso, pidiendo cuenta al Sr. Director Nacional del Servicio, a objeto se informe sobre salida y reingreso irregular de contenedor, desde recinto deposito aduanero –extraportuario- Texval, hecho de fecha 9 de marzo del año 2020, relativo a la no presentación al Servicio Nacional de Aduanas, de contenedor marcado con aforo físico, por parte de la unidad de análisis de riesgo de la Dirección Regional de Valparaiso, hechos de los cuales el Servicio solo tomó conocimiento por medio de autodenuncio de los operadores del COMEX –Agente de Aduanas y Almacenista- dejando en evidencia una clara Falta de Servicio de Fiscalización y Control. frente a procedimientos establecidos para la FACILITACIÓN de despacho de las cargas, lo cual no puede ser entendido por las autoridades del Servicio, como el relevo de la función fiscalizadora frente al accionar de los operadores del comercio exterior, que conforme a la evidencia se ha intensificado el incumplimiento de la normativa -pasajes obscuros- de políticas públicas tendientes únicamente a Facilitar el despacho de las cargas y no establecer la contraprestación fiscal de medidas de “Fiscalización y Control”; eficientes y eficaces que otorguen seguridad que las mercancías elevadas aforo físico, por un determinado riesgo detectado, a fin, sean presentadas en plazo y forma al Servicio de Aduanas para practicar el aforo o reconocimiento físico de ellas, asegurando con ello el mandato legal que se otorga a la Aduana Chilena, en tanto custodios del debido resguardo del interés fiscal: y la potestad aduanera, que se ve permeada por la falta de planes integrales de fiscalización, a la luz de dinámicas  medidas de facilitación a los privados, reflexión que no involucra en lo más mínimo desconocer la actividad que la propia Ley de modernización del Servicio N° 19.479, gestada en el seno de una lucha gremial de nuestra centenaria organización, entrega a los concesionarios de puertos, sino que, es precisamente lo contrario, la falta modernización de los sistemas de control de la autoridad fiscalizadora de Aduanas en los puertos de Chile, en los cuales no se observa en lo más mínimo, un cambio de modelo por parte de la Dirección Nacional de Aduanas, quedándose en una inactividad alarmante frente al control de los privados en los puertos concesionados de nuestro país, siendo una clara muestra el puerto de Valparaíso y sus almacenes extra-portuarios, donde se ha materializado esta denuncia.

Un segundo hecho, de fecha 18 de febrero de 2021 que involucra esta vez a la  Empresa extra-portuaria SITRANS, con el mismo modus operandís de extracción irregular de un contenedor, justificando su accionar en el “error”, es decir salió de los almacenes destinados al resguardo de la mercancía, constatándose que fue abierto, pues hubo un cambio de sellos, lo que en forma extraoficial se habría sabido que el contenedor estuvo aproximadamente 5 días en la Región de Talca, hecho que ha llevado a hacerse parte de la denuncia de un Diputado de la República ante el Contralor General.

Seguido, A los hechos denunciados, cabe agregar otras irregularidades que han sido denunciadas a la Contraloría Regional de Valparaíso y que dicen relación con el mal uso de vehículos fiscales (ingreso CGR W019733/2020), acciones efectuadas por el Sr. Director Nacional de Aduanas Don Jose Palma Sotomayor, el Sr. Subdirector de Recursos Humanos Don Francisco Cabellos y el Sr. Subdirector Administrativo Sr. Gustavo Poblete, las más altas jerarquías del Servicio, quienes han utilizado vehículos fiscales por 6 meses, para fines particulares de traslado a sus domicilios desde Valparaíso a Santiago y viceversa, privilegio que no ostentan sus cargos conforme a la normativa vigente, abusando con esta acciones del tiempo y faena de nuestros colegas, personal auxiliar de nuestro Servicio, que en tiempo de pandemia han debido de redoblar sus funciones, muchas veces excediendo las jornadas laborales ordinarias y extraordinarias permitidas por la legislación laboral.

Finalmente; y en la arista de percepción indebida de viáticos de faena, este Directorio Nacional frente al mérito de los antecedentes calificados como de alta complejidad por la Contraloría Regional de Valparaiso y tenidos a la vista, solicita se cumplan las medidas de control señaladas por el ente contralor, en términos de investigar eventuales  responsabilidades administrativas, como la que pudiere asistir a cualquier funcionario o funcionaria del Servicio, haciendo presente que hemos observado que algunos procesos administrativos, son incoados para hacer frente a situaciones particulares, más que para hacer efectiva una eventual responsabilidad, lo que se hace necesario denunciar en tanto poca celeridad de determinados procesos administrativos, que llevan una marcha lenta a fin, “Al parecer” esperar el paso del tiempo, de lo cual, esta Asociación Nacional realizara todas las acciones que la Ley franquea, para que las cosas se juzguen dentro de un plazo racional y justo, en su verdadero mérito, haciéndonos parte ante la Contraloría General de República o donde corresponda.

Entregamos un mensaje de tranquilidad a nuestras y nuestros asociados, en términos que el bien mayor, es buscar seguridad en los procesos de Fiscalización, a fin de que nuestras y nuestros colegas en turno en la línea, desarrollen su labor con mayor tranquilidad y confiados en que su Asociación de Funcionarios cumple con el rol que sus Estatutos y la Ley le han encomendado.