Valparaíso / Viña
16°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
18°
Despejado
UF: $30709.87Dólar: $819.59Euro: $918.41IPC: 1.3UTM: $53476

¿Conviene comprar una vivienda hoy? Experto inmobiliario comenta el panorama inmobiliario actual

12 de noviembre de 2021

Producto de la aguda inflación que estamos enfrentando como país, las tasas de interés de los créditos hipotecarios han sufrido fuertes alzas. Sebastián Yáñez Quezada, experto del mercado inmobiliario, comenta qué deben hacer las personas para obtener su casa propia.

A finales del mes pasado, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) publicó un estudio en donde expusieron cuáles son los riesgos y perspectivas del mercado inmobiliario chileno, dejando claro que la situación no mejorará dentro de poco. Es que con una inflación que demora en desaparecer, altas tasas de interés en los créditos hipotecarios y reformas tributarias que podrían encarecer aún más el precio de las viviendas, recién a finales del año próximo podría normalizarse el mercado.

“Estamos en un periodo de incertidumbre en donde muchas personas que quieren comprar, no pueden hacerlo. Por un lado las tasas de los préstamos son altísimas, pero por otro lado, las condiciones que están poniendo los bancos para otorgar créditos son muy restrictivas. Es muy raro ver que uno entregue créditos a más de 25 años”, explica el experto inmobiliario Sebastián Yáñez Quezada.

Entonces, ¿qué deben hacer las personas que quieren comprar una vivienda en este momento? Yáñez comenta que existen diferentes vías.

“Si vas a comprar ahora, conviene hacerlo en blanco o en verde”

Para aquellas personas que realmente quieren comprar su casa o departamento en la actualidad, deben saber que los bancos están siendo muy rigurosos con sus préstamos. Tal como mencionó el experto, es complejo encontrar créditos a 25 o 30 años, con tasas menores al 3%.

Por otra parte, el nivel de renta solicitado por estas entidades cada vez está siendo más alto. Según informó la CChC en su investigación, aquellas personas que antes podían solicitar un crédito para una vivienda de 2.000 UF, a 30 años y con tasa del 3%, necesitaban poseer una renta de $1.026.188. Actualmente, ya no pueden acceder a las mismas condiciones y la renta que necesitan es mayor ($1.644.776).

Una de las opciones planteadas por Sebastián Yáñez es pensar en los proyectos en blanco: “Si vas a comprar ahora, conviene hacerlo en blanco o en verde, ya que puedes asegurar un precio más económico por una vivienda ahora, pero empezar a pagarlo cuando las condiciones económicas sean mejores”, señala.

La movilidad territorial es una opción

No obstante, algunas regiones como la Metropolitana, presentan precios mucho más altos que en otras localidades, por lo que otra alternativa para quien desea invertir ahora es moverse a otras ciudades.

En este sentido, según comenta Yáñez Quezada, la presión de cambiarse a una ciudad distinta ya no es la misma que antes, debido a la implementación del teletrabajo. Mediante una conexión a internet, actualmente es posible trabajar desde cualquier lugar del país.

¿En qué ciudades están los valores más bajos? Un reciente estudio confirmó que hay varias localidades en donde han disminuido los precios de casas y departamentos, tales como Ovalle, Valdivia, Osorno, Pucón, Antofagasta e Iquique.

La alternativa de adquirir un terreno

Por otra parte, ya son varios chilenos los que están buscando una alternativa distinta a la que se suele ofrecer en el mercado inmobiliario tradicional y que puede ser más económica. Se trata de la inversión en parcelas de agrado, las que pueden tener valores que parten desde los $10 o $15 millones dependiendo del sector.

Usualmente se ubican en sectores alejados de las ciudades, pero como ya se mencionó, esto puede ser una buena opción para aquellos que teletrabajan: “Si sumas el valor de un terreno más lo que te cuesta construir una casa, te aseguro que el costo total será menor que un departamento común. En total, una familia puede tener su casa propia por unos $40 millones o menos”, comenta Sebastián Yáñez.

El experto agrega que la opción más económica es invertir en un terreno y una casa prefabricada o modular, las que suelen ser de material más liviano, pero de un menor costo y dificultad para instalar. El modelo más básico del mercado puede costar menos de $10 millones.