Valparaíso / Viña
11°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
21°
Despejado
UF: $34258.23Dólar: $966Euro: $945.21IPC: 1.2UTM: $59595

Ministra de Salud denuncia que en hospital porteño realizan electroshocks……¡sin anestesia!

08 de junio de 2022
Una denuncia ante la Fiscalía Regional de Valparaíso realizó la ministra de Salud María Begoña Yarza respecto de una grave situación que ocurre en Hospital Psiquiátrico El Salvador de Playa Ancha, Valparaíso.
De acuerdo al texto de la denuncia, el caso se refiere a que en el citado recinto médico se produce «la situación irregular de que se estarían realizando intervenciones de terapia electroconvulsiva (TEC) sin anestesia, sin ajustarse debidamente a la norma técnica pertinente».
El caso fue dado a conocer y explicado esta mañana por el doctor Sergio Sánchez, experto en Salud Pública y ex Director de la Posta Central de Santiago, en el programa TwitterCafé de Radio Valparaíso.
En el documento queda claramente expuesto que en el recinto no se cuenta con anestesia en este hospital porteño, y que en su remplazo se utiliza «una premedicación anestésica con Midazolam intravenoso».
En la denuncia, se indica que «conforme con lo anterior, es menester tener en consideración que en la aplicación de la terapia electroconvulsiva es indispensable el uso de anestesia general, esto conforme a las normas técnicas aplicables».
En el texto también se indica que, la ministra de Salud, María Begoña Yarza señala que «dado que los hechos se asemejan a la figura típica y antijurídica consagrada en el artículo 150 A del párrafo IV «De la tortura, otros tratos crueles, inhumanos o degradante, y de otros agravios inferidos por funcionarios públicos a los derechos garantidos por la Constitución», del Título Tercero, Libro Segundo, del Código Penal, pongo a disposición de vuestro organismo los antecedentes pertinentes a fin que se proceda a realizar la investigación que corresponda».
También, en la denuncia, se da cuenta que, este hecho quedó al descubierto tras una visita realizada al recinto hospitalario, por parte de una serie de altas autoridades de Salud de la región, en la que «se constataron, además, una serie de dificultades en el funcionamiento del recinto». Todos estos antecedentes quedaron consignados en un informe fechado el 20 de abril de 2022. Allí se indica que «nos preocupa enormemente el alto riesgo para las personas usuarias, desde la práctica de intervenciones fuera de norma técnica; escasa supervisión y cuidado que deja expuesto a violencia a las personas, desde autoagresiones y suicidios, a heteroagresión, homicidio y vulneraciones de todo tipo, además del riesgo de tener pacientes adolescentes junto a adultos, lo que constituye una vulneración flagrante de derecho (…) Sumado a esto no tenemos claridad que los pacientes no estén privados de libertad ilegalmente».