Valparaíso / Viña
11°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
21°
Mayormente nublado
UF: $37207.48Dólar: $968.44Euro: $1031.02IPC: 0.4UTM: $65182

Claves para fomentar el ejercicio en adultos mayores y personas con enfermedades crónicas

12 de enero de 2024

El aumento de la esperanza de vida y avances médicos ha elevado la edad promedio de vida, resultando en más personas con enfermedades crónicas y altos costos de atención médica. Aunque el ejercicio físico es crucial para la salud, la inactividad persiste. La falta de información motivadora y estrategias para mantener la actividad afecta la adherencia, así explica la jefa de carrera de Kinesiología de la Universidad Viña del Mar, (UVM), Verónica Valdés, quien señala
que el diseño de intervenciones de ejercicio efectivas implica considerar varios factores clave.
“Primero, la individualización basada en la evidencia científica del tipo de ejercicio es esencial para lograr altos niveles de adherencia. La duración del programa también es crucial, ya que intervenciones prolongadas se relacionan con menor adherencia. La formación de grupos homogéneos en términos de intereses y funcionalidad mejora la respuesta fisiológica y psicológica. La inclusión de profesionales multidisciplinarios, como médicos y psicólogos, mejora la adherencia, aunque puede aumentar los costos”.

Necesaria supervisión
La kinesióloga agrega “la supervisión durante las sesiones de ejercicio, preferiblemente por un profesional, mejora la calidad y adherencia al programa. La tecnología puede ser beneficiosa, pero su uso debe ser voluntario. La exploración inicial de características, barreras y facilitadores de los participantes, incluido el estado de salud y los hábitos previos, es crucial para la individualización. Las barreras contextuales y culturales deben abordarse para maximizar la adherencia”.
Además, añade “la educación efectiva de los participantes sobre los beneficios y riesgos, junto con expectativas realistas, aumenta la adherencia. La prescripción de ejercicio por médicos favorece la participación, alineándose con el modelo de creencias sobre la salud. Sin embargo, expectativas excesivamente altas pueden ser perjudiciales. Se destaca la importancia de divulgar éticamente riesgos y anticipar sensaciones desagradables. La experiencia placentera durante el ejercicio mejora la adherencia, mientras que las experiencias desagradables pueden limitarla, especialmente en condiciones de dolor o fatiga. Finalmente, integrar el ejercicio en la vida diaria, considerando preferencias y accesibilidad, aumenta la probabilidad de convertirlo en hábito”, concluye la docente UVM.