Valparaíso / Viña
11°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
17°
Mayormente nublado
UF: $37378.73Dólar: $897.11Euro: $975.54IPC: 0.5UTM: $65443

Alarma en Valparaíso y Viña del Mar por crecimiento desmedido del comercio ambulante

16 de abril de 2024

por René Roblero, Periodismo UVM.

En una consulta callejera de Radio Valparaíso, tanto ciudadanos porteños como viñamarinos confirmaron percibir un aumento desmedido de vendedores ambulantes en las zonas más céntricas y concurridas de las ciudades. Además, se apunta a una nula fiscalización por parte de Carabineros.

“Ha sido demasiado el aumento (…) no hay fiscalización. Aquí los carabineros están ausentes. Pasaron tres carabineros hace un rato y pasaron no más (…) a veces no se puede caminar. Ahora, yo sé también que la situación del país es difícil”, comentó María Elizabeth, comerciante establecida de Viña del Mar.

Otras opiniones apuntan a que se les debería proveer a los ambulantes un espacio para poder trabajar en norma. Paola, de Villa Alemana y de paso por Valparaíso, así lo cree. Ella opinó que “sí, hay muchos ambulantes. Es porque no les dan la facilidad para tener permiso, para poder tener su lugar propio para poder emprender».

En el paseo costero ubicado entre el Muelle Vergara y 15 norte se pueden contabilizar por lo menos 30 puestos de comida callejera, ropa, accesorios e incluso tragos preparados. La situación, creen algunos, ya no da para más.

Barrida a fondo

“Mi opinión es que deberían hacer una barrida a fondo, que no exista el comercio ambulante. Aquí mismo, la playa El Sol, usted transita por ahí y es pura mugre, olor a trago, olor a todo (…) está tomada por el negocio ambulante”, expresó Germán, ciudadano viñamarino.

Pequeñas mafias

Otros ciudadanos plantean la posibilidad, incluso, que la falta de control ha provocado la formación de “pequeñas mafias” que administran y cobran a ambulantes por el uso de espacios que son públicos.

“Se establecen -los ambulantes-, ahí luchan entre ellos mismos, de que ese pedazo de calle es mío. Entonces eso trae violencia, trae delincuencia, y se van formando están pequeñas mafias que se toman una vereda y la comercian” aseguró Gilda, ciudadana porteña. Además, ella opina qué las calles más ocupadas son Pedro Montt, avenida Uruguay, avenida Argentina

Otros intentan equilibrar su respuesta pues, si bien, se reconocen los perjuicios al comercio establecido, creen que la difícil situación económica empujó a muchas personas a trabajar en la calle.

“Sí, ha aumentado demasiado. Es por lo mismo, es porque no hay trabajo, y la gente necesita trabajar, este tiempo está malo y falta mucho espacio. Sí, se perjudica a la persona que pagan impuesto y pagan IVA, y los del comercio ambulante no pagan” explico Nelly, ciudadana porteña.

El panorama es bastante complejo y probablemente sea un tema que marque las próximas elecciones municipales del 27 de octubre.