Valparaíso / Viña
11°
Despejado
Quilpué / V.Alemana
12°
Lluvia
UF: $37511.88Dólar: $919.49Euro: $987.42IPC: 0.3UTM: $65770

Entrevista a Maite Rivera, la mujer que lidera el Taller Europa que realiza la UVM

03 de enero de 2024

Maite Rivera Marchevsky, es la académica asistente del Área Taller Europa, iniciativa que es impulsada por la Universidad Viña del Mar, (UVM), a través de su carrera de Arquitectura, experiencia única que viven los estudiantes en el Viejo Continente y que data del 1999.

La carrera- cuyo funcionamiento es el Campus Miraflores- el que se ubicada en la calle Los Fresnos en plena zona céntrica de la Ciudad Jardín, es parte de una renovada Escuela de Arquitectura, Comunicación y Diseño, que reúne a estudiantes que optan por profesiones ligadas al mundo creativo. 

Desde la formación del arquitecto, según declara esta casa de estudios, se exige conectar con grandes referentes para su reflexión, es decir, tener contacto con el original de arquitectura, siendo un imperativo ofrecerles a los estudiantes talleres internacionales que le permitan vivenciar en primera persona una experiencia tan significativa para su proceso académico.

Pero ¿qué es Taller Europa?

Es una beca otorgada por nuestra universidad y que financia parte importante de su estadía, específicamente traslado y alojamiento en el extranjero, lo que permite que los estudiantes vivan una experiencia de estudio totalmente distinta, que busca formar una visión y respuestas pertinentes a nuestra realidad local a partir del estudio de una realidad global relevante para nuestra disciplina.

Esta iniciativa lleva 25 años impartiéndose, seguro ha sido exitosa, por esta razón es que se sigue ejecutando. ¿Qué buscan con este intercambio?

Buscamos que nuestros estudiantes tengan la posibilidad de observar, analizar y estudiar el avance contemporáneo de la arquitectura y el urbanismo en ciudades y contextos más desarrollados, extrapolando principios para elaborar propuestas de proyectos relevantes en nuestra realidad. El Taller Europa ha formado a más de 300 estudiantes y constituye un espacio de formación único en Chile. Es relevante para esta carrera evaluar los nuevos escenarios de la gestión urbana integrada, en el contexto internacional y explorar su aplicación en el contexto local, desde una mirada crítica y propositiva.

¿En qué año los estudiantes UVM pueden acceder a esta beca?

El Taller Europa de Arquitectura- cabe señalar que la carrera de Diseño también realiza esta misma iniciativa- se lleva a cabo en el octavo y noveno semestre, siendo un hito importante en el plan de estudio de la carrera porque mediante el viaje se consolidan los conocimientos y competencias teóricas y técnicas vinculadas a la concepción del proyecto, la historia de la arquitectura y el urbanismo junto con la compresión de los fenómenos contemporáneos que determinan el desarrollo de la ciudad en función de los público del territorio. Este taller es el ciclo de vinculación con el medio internacional de la carrera de Arquitectura, que se separa en Taller Europa 1 (octavo semestre) y Taller Europa 2 (noveno semestre). Ambos talleres son continuos, pero abordan los saberes en distintas escalas de la arquitectura y el urbanismo. Es en el Taller Europa 1 que se realiza la experiencia internacional.

¿Cuáles son los destinos de Europa a los que viajan los estudiantes?

El Taller Europa Arquitectura apunta a Barcelona, Bilbao (España), París y Lyon (Francia), buscando estudiar ciudades y proyectos que integren estrategias de regeneración urbana dados por las políticas europeas, y luego analizar cómo éstos se traducen en arquitectura de lugares, desde la escala del diseño urbano hasta la arquitectura de ciertos edificios, espacios públicos e infraestructura.

Los estudiantes viajan en su cuarto año de carrera, casi en la etapa final de ésta ¿Luego del viaje cómo llevan a la práctica lo aprendido in situ en Europa?

Efectivamente, nuestro plan de internacionalización del Taller de Arquitectura es un eje reflexivo, es decir, encontrar los enlaces entre el desarrollo contemporáneo de la ciudad europea, considerando sus éxitos y fracasos, con la necesidad de aportar a una visión innovadora a las problemáticas del desarrollo de la ciudad en el contexto del territorio regional de Valparaíso.

¿Entonces, los estudiantes generan prototipos para dar solución a ciertos problemas que puedan tener las ciudades de la Región de Valparaíso?

Así es, el estudio directo de casos arquitectónicos y urbanos permite que nuestros estudiantes puedan testimoniar e investigar la innovación en la frontera entre lo público y lo privado, su integración con el espacio urbano mayor, las nuevas tecnologías orientadas a potenciar las oportunidades de integración social e impacto ambiental para traducirlas en propuestas para mejorar la calidad de vida de los barrios en el Gran Valparaíso.

¿Algún ejemplo que se pueda destacar de este ejercicio académico vinculado al territorio?

Recientemente presentó en el Distrito de Innovación, V21, los “Proyectos para nuevo futuro del Barrio El Salto”, alianza que esta casa de estudios tiene con el Centro de Innovación y Negocios, (CIN), y que busca transformar el distrito en un gran recorrido urbano que nosotros denominamos PRUD (Proyecto de Recorrido urbano Detonante), que construya una experiencia urbana integrada de calidad, articulado el barrio por un espacio público continuo, donde puedan coexistir tanto viviendas, universidades, empresas y otros, pensando siempre desde la sostenibilidad y la calidad de vida de las personas que habitan allí, vale decir, desde la academia estamos aportando mirada de desarrollo para el nuevo barrio, lo que se materializa en una maqueta que expusimos en el Distrito V21. Estamos aportando para que desde el distrito se impulse el desarrollo económico tanto de la ciudad como de la región, siempre teniendo en vista aportar a la dimensión social, ambiental y económica de la ciudad.

¿Cómo se define la propuesta? ¿Viajan desde Chile ya sabiendo cuál es el espacio en el que harán el prototipo o una vez que llegan al país se establece?

El Taller Europa Arquitectura consta de tres etapas. Primero, en Chile, se hace un análisis y estudio de los casos que serán visitados, y se realiza un diagnóstico del caso local que será intervenido por los estudiantes con sus proyectos al regreso del viaje formativo a Europa. Durante esta instancia se identifican y reconocen las oportunidades que ofrecen las ciudades a recorrer, permitiendo reflexionar sobre la relación de la obra y lo público, a escala del diseño urbano y la arquitectura, también la creación artística y su potencial vinculación con la disciplina como proceso creativo. El resultado es un diagnóstico de cada caso que será validado en terreno, por medio de la observación y un programa exhaustivo de encargos que deberán realizar los estudiantes que participan del viaje. Luego en Europa, cuando visitan las ciudades, toman contacto con la realidad de allá, con ello se busca promover la observación objetiva, no condescendiente, libre, oportuna y extemporánea. La reflexión y el análisis es orientado por el equipo académico, permitiendo validar hipótesis y entregar insumos para la construcción de una reflexión teórica y crítica sobre la arquitectura y el urbanismo. Finalmente, y de regreso en el país, los estudiantes hacen planteamiento de una propuesta que articula dimensiones arquitectónicas y urbanas, y que se sustenta en la identificación de una problemática presente en la Región de Valparaíso. Que nuestros estudiantes aborden estas temáticas, por ejemplo, comprendiendo y experimentando proyectos de regeneración urbana, desde el diseño, políticas, estrategia urbana, los pone en una dimensión y comprensión necesaria para el desarrollo urbano de Chile.

¿Y en el caso del V21, fue un proyecto colectivo desarrollando cada estudiante una idea personal?

El taller al ser anual se desarrolló en dos etapas, el primer semestre finalizó con 4 propuestas de diseño urbano para el Barrio El Salto, cada una de ellas se desarrolló de manera grupal y cada uno de estos grandes proyectos se diseñó desde una dimensión estratégica: movilidad, estructura verde, recursos físicos (espacios acogedores, polivalentes e interactivos) y morfogenética. Esta etapa tuvo un trabajo colaborativo de todo el taller, que fue haciendo robustos cada uno de los proyectos de diseño urbano. Estos proyectos fueron presentados al V21, Corporación El Salto y Consultora URBE, quienes hicieron valoraciones y observaciones, con las que se inició trabajando el segundo semestre 2023.

En específico, los estudiantes durante el segundo semestre trabajaron sus propuestas más en detalle ¿Cómo fue este proceso?

Iniciaron el semestre con un ejercicio más detallado de diseño urbano, cuatro propuestas de plaza (misma ubicación) dentro del Barrio El Salto, ejercicio académico de diseño que profundizó en la escala humana y programática en un sector específico del barrio. Este ejercicio permitió profundizar en mayor detalle un proyecto de este tipo. Luego el taller retomó su proyecto general (todo el taller) y definió las acciones estratégicas regenerativas para el nuevo barrio, ellas son lograr la peatonalización del barrio a través de una Rambla (PRUD), integrar usos mixtos que incluye vivienda, integrar equipamientos detonantes de distintas escalas, conectar los barrios transversalmente, potenciar el acceso oriente del barrio, generar integración urbana, integrar el paisaje y dimensión ambiental, movilidad integrada, integrar espacios acogedores, polivalentes e interactivos y que la innovación sea una eje transversal de todas las acciones, tanto social, ambiental y económica. 

¿Y cuáles fueron los hallazgos que encontraron en el sector?

El proyecto general del nuevo el barrio El Salto definió que este espacio tenía sectores que actuaban a distintas escalas, unos sectores abordaban la dimensión metropolitana del barrio o intercomunal o barrial. Dentro de cada uno de estos sectores, los estudiantes plantearon proyectos de equipamientos estratégicos que desarrollaron de manera individual, que para el taller se definen como obras de arquitectura urbana, que son parte de una estrategia de integración urbana, que explora nuevas relaciones y formas de habitar el barrio El Salto, trazando una nueva propuesta en la ciudad, que integra una nueva experiencia barrial. Las nuevas estrategias y propuestas se encuentran en relación con los contextos social, ambiental y económico.

¿Y esta innovadora propuesta qué proyectos contempla?

La renovación del barrio tiene como propósito integrar equipamientos estratégicos que activen la vida del barrio, definiendo con claridad el emplazamiento, dimensionamiento del programa arquitectónico y las cualidades espaciales del habitar. Cada estudiante diseña una propuesta de arquitectura urbana, identificando los elementos claves que favorecen una ciudad integrada, que resuelva de manera propositiva las problemáticas detectadas en el diagnóstico del Taller Europa. Las obras de arquitectura urbana propuestas responden a la condición contemporánea de la arquitectura, considerando las dimensiones social, cultural y medioambiental, en las distintas escalas del problema; territorio, ciudad y edificio.

Algunos proyectos planteados por los estudiantes son un centro regional de investigación y conservación del medio ambiente, centro cultural con estación funicular, arena Viña del Mar, centro cívico y tecnológico, centro y parque deportivo, intermodal, campus universitario y centro social, museo de arte contemporáneo, centro de salud con residencia de adulto mayor, biblioteca y vivienda, museo histórico natural El Salto y otros. Todos los proyectos se suman a los proyectos actuales que se están generando en el barrio, complementando con proyectos mixtos al actual barrio en desarrollo. Se expone una visión para el futuro que viene en este sector de Viña del Mar. Hoy parte de la exposición desplegada en la Escuela de Arquitectura, Comunicaciones y Diseño de la UVM se llevó al Distrito V21 (maqueta general del PRUD y algunas maquetas individuales de los estudiantes).